Cocina Mixteca

¿Sabías que…?mercado-legumbres

Los platillos típicos mexicanos tienen un equilibrio nutrimental perfecto y volver a consumirlos puede ser la solución para evitar la obesidad. Los platillos considerados como típicos de la gastronomía mexicana, y en especial la Mixteca – Oaxaqueña; incluyen una gran variedad de legumbres, plantas, cereales, insectos, semillas y frutas, lo que la convierte en un alimentos rico en contenido y variedad.

Una de las propuestas más novedosas para evitar la obesidad y el sobrepeso, es precisamente consumir de manera cotidiana los guisos que componen la cocina típica mexicana, heredera de las recetas culinarias mesoamericanas.

En la actualidad, la cocina mexicana contemporánea, es el resultado del mestizaje entre la gastronomía de los pueblos amerindios presentes en el territorio del país, con la tradición gastronómica de España. La cocina mexicana cuenta con algunos elementos básicos presentes en casi todos los platillos, y que determinan el sabor, color y textura de los mismos. Es necesario entender esto para poder abordar la cocina mixteca.

La Mixteca se localiza principalmente en Oaxaca, sin embargo; cubre también regiones que abarca los estados de Puebla y Guerrero.INEGI

La alimentación prehispánica de la región, se basaba en el consumo de maíz, frijol, calabaza y chile, además de verduras y plantas silvestres, quelites y frutas de la estación. La élite llegaba a comer carne de guajolote y de animales de caza, mientras que la gente del pueblo, además de obtener el alimento de sus cultivos; complementaba su dieta con la caza y el intercambio de productos en los mercados locales del valle.

Los mixtecos, como el resto de los pueblos mesoamericanos, no solo recurrieron a la cacería; sino también a la pesca y en especial, a recolección de frutos y semillas para complementar su dieta y cubrir otras necesidades. Una de las ventajas que presentaba el territorio de los mixtecos era su gran diversidad de microclimas.

Una dieta enriquecida por carne de varios animales como aves silvestres y de corral, tal es el caso del pollo, conejos y el venado en algunos casos. Comían insectos (huevecillos de hormiga, gusanos de maguey, chapulines, etc.) miel, legumbres como el chayote y los hongos. Es así como muchos de estos ingredientes se hacen presentes en platillos típicos y tradicionales, algunos de los cuales están presentes en el restaurante “Tierra del Sol” como son: el pozole, Guisado de Guías y sobre todo el Mole.

mole-torta-de-camaronEn el caso del mole por ejemplo, en sus diferentes presentaciones, vale la pena acotar que éste no es producto de la casualidad en México, sino el resultado de un lento proceso culinario iniciado desde la época prehispánica y perfeccionado, sí, en la Colonia, cuando la Cocina Mexicana se enriqueció con elementos asiáticos y europeos. Cada región imprimió en el mole su sello propio y así fueron surgiendo el mole poblano, el mole negro de Oaxaca, el mole amarillito del sureste, el mole coloradito del Valle de México, el ranchero de la Altiplanicie y otros muchos que nos asombran tanto por su complejidad como por su sencillez.

Por otro lado, muchos de los utensilios que se usan para preparar los alimentos de esta región, son de origen indígena y algunos de ellos han sido la base para nuevos utensilios en la actualidad. Muchos de ellos son tradicionales y que hasta el día de hoy, permanecen vigentes en los hogares y restaurantes locales, ya que no han aparecido sustitutos que les ofrezcan los mismos beneficios. Es así como la piedra, el hueso, la madera y algunas plantas locales, han sido los materiales con los que por siglos se han fabricado los utensilios de cocina que han acompañado a los mexicanos desde tiempos prehispánicos y en la actualidad.

tres-generaciones-cocina-mixtecaElementos como las tortilladoras, molcajetes, jícaras, sopladores y escobetas de palma; son algunos ejemplos de los utensilios que sobreviven en uso al paso de los años debido a la utilidad y practicidad. El metate y el molcajete, eran empleados para la molienda de piñones para realizar unas bolas que se almacenaban y comían en momentos de escasez. Estos utensilios también se utilizaban para triturar semillas, combinar las especias y crear los ingredientes de los diversos platillos.

Quizá no lo sepas, pero la comida tradicional Mixteca, además de ser rica en sabor y diversidad; también es bastante nutritiva y puede evitar la obesidad. Esto se debe a que, la comida tradicional guarda mucho de los elementos que conformaron la base de la alimentación de las culturas precolombinas y hasta antes de la conquista de los españoles, los indios americanos no comían grasas ni harinas, siendo las verduras y hierbas parte principal de su nutrición. La combinación de hierbas como las acelgas, nopales y demás plantas cultivadas en la milpa, al combinarse, tienen propiedades alimenticias difícilmente vistas en cocinas nacidas en otros lados del mundo, por lo que el uso de estas variedades es reflejo de la sabiduría prehispánica.

Las proteínas contenidas en el maíz y las del frijol por si solas son deficientes, pero al juntarlas se vuelven tan efectivas que con ellas se iguala prácticamente el valor nutrimental de la carne. Junto con el chile, alimento característico de México; estos tres productos fueron la base de la alimentación de las culturas mesoamericanas durante siglos, ya que el ganado bovino y porcino llegó justo con los europeos.

Por todo esto, te invitamos a disfrutar de la auténtica comida tradicional, encontrando en nuestro restaurante “Tierra del Sol”, el lugar ideal para degustar su exquisito sabor en Oaxaca, con recetas familiares únicas y deliciosas que han pasado de generación en generación.
Ven te esperamos con la mesa puesta,
el corazón abierto y el estómago hambriento.Familia Tierra del Sol

 

Bookmark and Share